Los Peligros del Séptimo Día.


post by Ariel Romero (1/23/2010)

Prohibir al hombre siempre ha traido saga, y sobre todo, cuando se prohibe por el solo hecho de ejercer ese poder. No he podido encontrar nada que ejemplifique mejor esto, que este cuento de Enrique Pineda Barnet.

Expulsión de Adan y Eva del Paraiso por desobedecer a Dios, Michelangelo, Capilla Sixtina (1508-1512)

LOS PELIGROS DEL SEPTIMO DIA

El Señor se sentó a descansar, pero se quedó dormido, y ocurrió que todo lo realizado estuvo a punto de venirse abajo.

Para seguir leyendo

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: