La Tergiversación y la Sublimación de La Historia ( IV )

Estados Unidos contra Cuba; el G-2  contra la C.I.A. .

La Revolución Cubana lleva más de 50 años luchando por sobrevivir en el enfrentamiento con los Estados Unidos de América. El mundo, o buena parte de él, se pregunta, ¿Qué ha ocurrido en este tiempo?. ¿ Cómo es posible que una pequeña islilla y su revolución hayan sobrevivido al ataque del imperio?. Esto produce admiración, solidaridad y respeto. La respuesta del cómo,  la ofrece Cuba: sus cuerpos de inteligencia o contrainteligencia han sido más efectivos que la Central de Inteligencia de los Estados Unidos, y el pueblo apoya a su revolución. Esa es La Historia Oficial.

Incluso este presupuesto es apoyado en parte por la información que se produce en el propio territorio norteamericano, pero en realidad Cuba y su gobierno no pierden el tiempo en promocionar sus declaradas victorias, en la protección de sus dirigentes, en la defensa de su territorio y  en el espionaje que realizan sus órganos de inteligencia para lograrlo.

Desde los primeros meses de la naciente Revolución esta propaganda de la “verdad” de la lucha de los “Órganos de la Inteligencia Cubana” contra el espionaje y la penetración de la C.I.A. norteamericana,  fue el plato diario en toda la vida del pueblo cubano, hasta nuestros días.

“El Hombre de Maisinicú” director Manuel Perez(1973), ícono del cine cubano sobre la labor del G-2 contra la CIA.

 

En las escuelas, en la televisión, en la radio, en la prensa escrita y en la cultura en general, en el cine, en el teatro, en las casas de cultura municipales que se crearon, en la industria del libro, en la literatura y en la vida privada se promocionó la victoria de los cubanos contra  la “ingerencia imperialista”, y se le inculcó a la población que sus órganos de inteligencia,   formados por “el pueblo organizado” , estaban en todas partes. A esto contribuyó en gran medida la creación de los Comités de Defensa de la Revolución ( CDR ), una organización que era la cara pública y masiva de la vigilancia sobre la llamada contrarevolución, pero que en realidad, junto a otros mecanismos de control de la vida privada, permitió una represión feroz contra la población cubana en general.

Ya en 1959 el propio Fidel Castro anuncia la desarticulación de la llamada “Conspiración Trujillista” como resultado de la labor de infiltración en la misma y en el propio gobierno de Trujillo, en República Dominicana. Sin embargo, tan pronto como en esa fecha comienzan a reorientar todas las miradas a un enfrentamiento entre los Estados Unidos y Cuba, lo que tiene sus antecedentes en una propia carta del entonces comandante guerrillero a su ayudante y confidente Celia Sanchez, en 1958, donde le escribe, refieriéndose a los Estados Unidos: “…Cuando esta guerra se acabe, empezará para mi una guerra mucho más larga y grande: la guerra que voy a echar contra ellos. Me doy cuenta que ese va a ser mi destino verdadero. ..” [ ver Revista Cuba Socialista online 05/06/2008 ].

Toda la acción de los cubanos contra la naciente revolución, ya fuera armada, ideológica, religiosa, individual o colectiva , llevaría desde el mismo Enero de 1959 el estigma de ser  subvencionada, planeada y ejecutada por el Imperialismo yankee, una tergiversación de la Verdad que con el Tiempo sería la materia prima fundamental de toda la Historia revolucionaria y de toda su historiografía. Incluso los mismos revolucionarios y autoproclamados comunistas de dentro y fuera de Cuba afirman que si se quiere conocer la historia de la Revolución Cubana, solo hay que ver la Historia de la Intervención Norteamericana en Cuba. Es por eso también que los historiadores cubanos se han visto obligados a rebuscar en cada hecho histórico anterior a la propia revolución del 59 la mano intervencionista de Estados Unidos como factor acumulativo de causas y justificaciones para la propia Revolución Antimperialista de Fidel Castro.

Por tanto según la propia lógica revolucionaria, toda oposición a la revolución cubana es una ingerencia del gobierno norteamericano y los cubanos nunca se opondrían a la revolución por si mismos, sino como resultado de la intervención del poderoso vecino, igualmente todo extranjero crítico de la revolución estaría  manipulado o pagado por el vecino del Norte. Este presupuesto tan alejado de cualquier raciocinio  lo lograron imponer en la opinión pública mundial, por más de 40 años.

Cuba, su gobierno comunista, socialista, revolucionario o fidelista, como se prefiera llamarlo,  ha sabido utilizar exitosamente cualquier hecho para promocionar esa “verdad” , donde el más representativo y que mayores beneficios obtuvo fue el desembarco de la Brigada de Asalto 2506 en Bahía de Cochinos en 1961, acción fallida de los cubanos exiliados, que ha sido calificada por Cuba como “La Primera Derrota del Imperialismo Yankee en América”.  Según la propaganda de la revolución los cubanos que participaron en esa acción eran solo unos simples mercenarios al servicio de la CIA, y fracasaron porque el pueblo cubano en pleno estaba, como hasta ahora, al lado de su revolución.

Cualquier lógica, por más simple que resulte,  implica que los seres humanos no pueden ser una masa uniforme ni en el pensar ni en el actuar. Este fenómeno sólo se da en la Cuba Revolucionaria, como se daba  en los llamados países del Comunismo Real, entre los cuales Cuba sobresalía por su geografía occidental e insular. Pocos países de aquellos quedan, como Cuba, Corea del Norte y China, donde la unanimidad en el pensar político, en el apoyo al sistema y en la felicidad ciudadana son la muestra perfecta de un estado de complacencia, apoyo y decisión de los individuos que justifican y legalizan la defensa de un sistema de colectivización a todo costo y bajo cualquier sacrificio, donde la individualidad tiene por subordinación que pasar a un segundo, tercero, último o ningún plano

Por todo eso la utilización de la inteligencia y la infiltración de espías para obtener información, tergiversar la información, aterrorizar a la disidencia y desacreditarla, minar la oposición y evitar cualquier intento de cambiar el “status quo”, u oponerse de alguna forma a él,  es el medio preferido del gobierno totalitario de Cuba para crear una idea o “verdad” que es favorable a sus intereses y objetivos: la permanencia en el poder indefinidamente de una casta de hombres con poderes y sapiencia más allá de la masa inculta y despreciable que constituye el rebaño social o los tornillos del mecanismo, como les gustaba, a los antiguos líderes soviéticos, calificar  a los  pueblos de sus paises.

Una vez encontrado un enemigo genérico en los Estados Unidos, había que señalar a su mano ejecutora: la Agencia Central de Inteligencia Americana, CIA, que por su historia y su razón de ser era el sujeto ideal para acusarlo de todos los males y peligros y al cual había que anteponer un organismo cubano superior: el G-2  ó  Departamento de Seguridad del Estado, DSE.

El enfrentamiento o la supuesta lucha entre ambos sería la idea principal y la justificación de cualquier represión y acción cubana y el hilo conductor de las historias, cuentos y anécdotas de toda la valentía de los pobres y pequeños cubanos, los Davies, contra los poderosos y abusadores Goliats.

¿Quién ganaría la batalla, quién sería más efectivo? Eso lo analizaremos más adelante, pero seguro que ya se lo imaginan.

por Gilberto Gutiérrez / 6 de diciembre del 2010.

LA SUBLIMACIóN Y LA TERGIVERSACIóN DE LA HISTORIA(I)

LA SUBLIMACIóN Y LA TERGIVERSACIóN DE LA HISTORIA(II)

La Tergiversación de La Historia(III): ¿2+2=22?

10 comentarios

  1. Coincido 100 por ciento con este analisis.
    Me parece brillante……
    Ivan

  2. […] La Tergiversación y la Sublimación de La Historia ( IV ) […]

  3. Suponiendo que fuera como dices, los gobiernos de los Estados Unidos no parecen haber hecho mucho para contrarrestar esta “tergiversación” castrista, al contrario 🙂

    • Paco:
      gracias por tus comentarios. Ojalá algún día puedas visitar este país y comprobar cuánto se aleja de lo que imaginábamos. Hace poco discutía con uno de los opositores deportados a España y el me enmendaba la plana sobre algo que dije sin siquiera haber visitado la Madre Patria, solo con la información que he leido aquí y allá. A su vez el se asombraba de enterarse que aquí la educación también es gratuita y obligatoria hasta el pre-universitario, no quiere decir que si lo deseas y/o tienes el dinero puedes pagar una escuela privada, que también existen. por ejemplo, El Colegio de Belén, que se creó aquí en el exilio, después que fue intervenido y prohibida la educación privada en nuestra patria ( tu sabes, el mismo donde estudió Fidel [ y ahora me pregunto, será por eso que no sale en Cuba nadie tan inteligente como él? ] ), pues existe paralelo a los Pre-univesitarios públicos y te confieso que me hubiera gustado enviar allí a mi hijo. Pues bien, la matrícula en el colegio de Belén costaba cuando llegué aquí en 1995 unos $600.00 mensuales, ahora cuesta $1000.00. Como puedes ver es bien caro, yo no podía enviar a mi hijo allí. Nuestro coterráneo en españa también se asombraba de que aquí hay programas de becas y de ayudas para los jóvenes que quieren ir a la Universidad, por ejemplo mi hijo ya va a la Universidad sin pagar un centavo, pues las becas y las ayudas existen para los jóvenes de familas pobres o de bajos recursos, lo que se considera una familia cuyo salario anual es menos de 50 mil dollares, lo que es mi caso, con dos trabajos no llego a esa cifra. o sea solo cuando uno está en pleno contacto con un país, cuando lo vive es que sabe realmente cómo es. Aunque no me vayas a decir que ya yo no se cómo es Cuba. Viví allí treinta años de mi vida y vuelvo cada día y cada noche leyendo sobre el, regresé en el 2006 y me mantengo muy informado con amigos y gente quiero, como tu. Por supuesto que hay cosas que no se y que me cuentan y cotejo con más de una persona y con más de un medio de información.
      Pero con respecto a lo que preguntas sobre por qué Estados Unidos no se ha ocupado más de contrarrestar esa tergiversación, es muy simple, a los gobiernos de Estados Unidos no les interesa ocuparse de eso, de eso se ocupa la prensa que pone en la picota al gobierno, por otro lado, por cada acción de cualquier organización o Departamento del Gobierno que trasciende, o es importante para el país se realizan audiencias senatoriales y congresionales donde los implicados tienen que dar cuentas al Congreso y al Pueblo, que los elige. Es cierto que yo tengo los teléfonos e mails y direcciones de las oficinas de los Congresistas americanos que me representan, puedo ir allí y pedir una audiencia con ellos, puedo convocar a cuatro gatos o a 100 electores de mi mismo distrito y sonarles un mitin frente a su oficina, con cartels y megáfonos, sin pedirle permiso a la policía, o pidiéndolo, sólo que si lo pido me piden $ 250.00 la hora, y me ponen un carro policial con las luces revoloteando para proteger mi manifestación.
      O sea, aquí el gobierno no se ocupa de su imágen, sino de su actuación, porque sabe que tiene 300 millones de ojos arriba. Ahora en las elecciones los republicanos obtuvieron muchos más votos que en las elecciones del 2008, recuperaron muchos asientos en el senado y es porque los votantes están muy molestos con el president Obama.
      Por ultimo, los 5 héroes llevan presos, algunos años, pero aquí hay varios cubanos presos por terrorismo y acciones contra Cuba. Eduardo Arocena lleva 30 años presos por terrorismo y ni Bush le otorgó perdón presidencial que pidieron miles de cubanos de aquí, muchos otros están presos o han cumplido prisión por lo mismo. Pero esto es algo de la verdad que Cuba tregiversa diciendo que el gobierno de USA proteje dichos actos.
      Un abrazo.

      • Cuanta razon !!! Nadie en Cuba puede imaginar como es la vida real y el desenvolvimiento del gobierno norteamericano.

        “aquí el gobierno no se ocupa de su imágen, sino de su actuación” … genial. Asi mismo, se puede resumir que a ellos les importa un carajo lo que diga Cuba. Muchas veces oigo comentar las bravuconerias cubanas con un “mejor ni comentar”.

  4. ¿Por qué el exilio cubano tampoco ha podido contrarrestar la tergiversación castrista?

  5. Manozeta:
    el exilio cubano no es una fuerza monolítica, y Estados Unidos, donde vive, no es un país totalitario, aquí viven un sinfín de inmigrantes y los nacidos aquí no piensan en bloque. En la Feria del Libro de Miami, que es una de las mayores de USA, se presentan editoriales marxistas con ediciones fabulosas de toda la obra de Marx, de Lenin y de muchos autores y clásicos del Marxismo, del Leninismo, del Stalinismo y de muchos otros ismos, publicaciones de propaganda política de Cuba, Venezuela, y de organizaciones y Partidos Comunistas de aquí y del mundo entero, venden libros del Ché y biografías sobre el de autores que lo aman, a pesar que aquí hay muchas víctimas de sus actos, pero durante todo el año y no solo en la Feria se vende todo esa literatura y de cualquier tipo. Literaturas que promueven el fin del embargo y otras que abogan por la lucha contra el capitalismo y por la Revolución Socialista en los estados Unidos. Esto no pasa a la inversa en la Habana,en la feria del libro de allá no se presentan literaturas adversarias a la política del gobierno y menos de autores cubanos considerados enemigos, aunque sean obras de cultura y no políticas. Cuando menos te lo esperas, están los Van-Van en Miami Beach, como ahora mismo, tocando y haciendo bailar a decenas de personas y Juan Formell y otros artistas de Cuba responden a los periodistas con Vivas a Fidel y a la Revolución, sin embargo, los músicos de aquí no pueden hacer lo mismo porque Cuba y su gobierno lo impiden.
    El exilio cubano ha hecho todo lo que ha podido por decir su verdad y contrarrestar las tergiversaciones históricas de la verdad, solo que en Cuba no se puede leer ese tipo de literatura. Allá solo conocen una parte de la historia y de los hechos. En Cuba pude leer clandestinamente los libros de Reynaldo Arenas, sobre la represión al homosexualismo en Cuba, algo que fue política del Estado Cubano por mucho tiempo, pude leer siempre clandestinamente a Guillermo Cabrera Infante, los libros de denuncias de Ariel Hidalgo y Ricardo Bofill, de Armando Valladares y Carlos Alberto Montaner. En Cuba me había leido toda la bibliografía sobre la llamada “Lucha contra Bandidos”, los libros: “el Caballo de Mayaguara”, “Nos impusieron la Violencia”, “Condenados de Condado”, y muchos otros publicados por Cuba, cuando llegué aquí pude leer la otra parte: “Guerra Civil en Cuba” , “ Escambray, La Guerra Olvidada”, “Pueblos Cautivos” y muchos otros que permiten ver las dos caras de la moneda. Así logré hacer con todo, me he leido la otra cara de la moneda de Playa Girón, de la Crisis de los Misiles, de la Guerra del Che en Bolivia y las biografías de Cubanos y Bolivianos que estuvieron con el de aquí y de allá, y un largo etc. La tergiversación de la historia consiste no solo en difundir medias verdades y falsedades, sino también en silenciar la historia pasada o una parte de ella, e impedir la difusión de hechos que marcaron épocas y generaciones, lograr que se pierda la memoria histórica de los individuos, de eso tratará más adelante la continuación de estos artículos.
    El exilio cubano tiene una extensa bibliografía donde se desenmascara la “VERDAD” de la revolución, pero eso no se podrá leer todavía en Cuba. Cuando el poeta dice: “Yo no te pido que me bajes una estrella azul, solo te pido que mi espacio llenes con tu luz”, tu puedes interpreter lo que quieras, esa poesía es bien ambigua. Yo quiero pensar que quiere decir que yo no te voy a llevar la verdad, solo esos libros llenarán un espacio de luz, para que la gente por si misma piense, algún día.
    Un saludo.

  6. La verdad histórica es el resultado de la construcción de una realidad que responde a las necesidades del desarrollo de una sociedad. No es el resultado de sumar y restar ni de ver “las dos caras de la moneda”. Lo que usted señala como “tergiversación castrista de la verdad histórica” es la base epistémica sobre la cual el exilio ha construido su “verdad histórica de la revolución” y que ha servido para fundamentar su propia existencia como grupo humano que vive el sueño no logrado de su “tierra prometida”.
    No niego la posibilidad, que los historiadores de ambas orillas sean capaces de identificar aquellas necesidades que nos permitan llegar a una visión común, sobre la cual de manera cooperada lograr una nueva verdad de nuestra historia reciente. Pero para ello será necesario superar fundamentalismos y querer imponer cada cual su propia verdad.

    • ManoZeta:
      Me alegra coincidir con usted en algo y también no coincidir en todo. La segunda parte o párrafo de sus ideas me recuerdan aquellas llamadas tres leyes de la dialéctica marxista.
      A diferencia suya, no creo que “la verdad histórica es el resultado de la construcción de una realidad que responde a las necesidades del desarrollo de una sociedad”. Si así fuera, absolutamente, el Nazismo respondía entonces a una necesidad histórica de la sociedad alemana, me inclino a pensar que no. No siempre las realidades construidas responden a necesidades del desarrollo de las sociedades, los hombres y su papel en la historia, a veces cambian esas necesidades y llevan a los pueblos a lugares insospechados. Lo que usted plantea me sabe a Determinismo Histórico y me puede llevar también al geográfico.
      Perdona no compartir tu criterio, muy válido desde tu perspectiva, pero desde la mía pienso que el exilio no ha construido su “verdad histórica de la revolución”, la propia revolución se ha encargado de hacer la suya propia, muy bien tejida y vendida. En todo caso el exilio ha construido “su verdad”, a contrapelo de la que la propia revolución ha querido fabricar sobre el exilio. Como puedes ver incluso una moneda tiene más de dos caras.
      Yo pudiera también decirte que el sueño no logrado está del lado de allá, la Revolución lleva cincuenta años haciendo promesas que no sólo no ha cumplido, sino que que ha llevado al país a un retroceso productivo y económico que solo se conoció después de 2 guerras hace más de un siglo. Y ahora, casi cuando menos nos imaginábamos, hasta sus propios “criadores” se cuestionan si tiene futuro.
      El exilio cubano se ha desarrollado a medida que ha tratado de alcanzar el sueño de la prosperidad y el desarrollo económico y político que afortunadamente han podido hacer realidad en esta tierra, que ya no es ajena, un sueño que los cubanos en su propia isla tuvieron que cambiar por el “sueño revolucionario”. Menos de dos millones de cubanos exiliados envían a la isla de 11 millones de habitantes, más de mil millones en remesas monetarias todos los años, y han recuperado y preservado para las generaciones futuras la memoria histórica de su cultura, sus costumbres y los logros de la nación cubana de antes de 1959 que la revolución deshechó con acusaciones de mediatización y entreguismo.
      Realmente lo siento, pero no creo que todo eso sea un sueño no logrado.
      Por otra parte los historiadores de ambas orillas podrán reunirse para, de manera cooperada y civilizada, disentir y oponer visiones diferentes que permitan una comprensión más amplia de la realidad histórica cubana, para lo cual es necesario sin duda lo que usted acota: superar fundamentalismos y estrecheces mentales.
      Un abrazato, o un Manotazo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: