Manolo Alonso: Un Pionero del Cine Cubano.

El siguiente artículo, es una traducción del trabajo omónimo publicado en el blog de Alejandra Espasande Bouza, nieta del actor Ángel Espasande, y que pueden leer en el original en inglés pinchando sobre estas líneas.

 

 

Foto-fija del film  “Casta de Roble / Oak’s Caste” (1954)

Con motivo de una próxima conferencia, prevista para el 25 de octubre, sobre el legado del pionero del cine cubano, Manolo Alonso, estoy reproduciendo el siguiente artículo escrito en el año 2002.

“Manolo, con lágrimas en los ojos te envío este mensaje. He recordado la época en que nos encontramos, muchas generaciones han pasado, y hemos asimilado esas generaciones. Gracias a ti, el hombre, se realizaron interesantes proyectos que culminarán en la posteridad, y por eso, te felicito, te admiro y te aprecio “

El actor Ernesto de Gali / Glendale, CA

Manolo Alonso, pionero del cine y la televisión cubanas, nació el 23 de agosto de 1912, en la ciudad de La Habana, Cuba, de la unión de los inmigrantes españoles, María García y Alonso de Jesús. En sus primeros años la formación de Manolo se desarrolló en el Colegio Salesiano de La Víbora, seguido de su entrada, en la prestigiosa Academia de San Alejandro de las Artes, donde se inscribió en el departamento de dibujo. Su talento le permitió trabajar en el campo del cómic, donde creó para la revista de Sergio Carbó La semana. Al mismo tiempo, Manolo comienza a trabajar como portero o recibidor de tickets a la entrada del Teatro Campoamor, una posición que le permitió más tarde alcanzar el puesto de administrador de teatro para el Campoamor, el teatro Alcázar, el Fausto, y el teatro Encanto.
Manolo se asoció con Nico Lürsen, y Carranza Lucio, para producir la primera película cubana de sonido animado, inspirado en una de sus tiras cómicas, publicado por el diario El País Gráfico. El proyecto de dos minutos, filmado en blanco y negro en película de 35 mm, se tituló “Napoleón: El Faraón de los sinsabores”, producida en el mismo año 1937 en que Ernesto Caparrós dirige La Serpiente Roja, el primer largometraje sonoro cubano.

En 1938, a la edad de 26 años, Manolo volvió a hacer historia con la fundación de la primera empresa cubana de noticiarios, la RHC Cadena Azul-Noticiero Nacional, seguido por la adición de Noticiario Latina-El País y El Royal News.

Financiado en parte por la Cerveza La Polar, Manolo comenzó la producción de 52 sketches cómicos anuales, que se proyectarían junto con los noticiarios, la introducción de los personajes de Chicharito y Sopeira, interpretados por Alberto Garrido y Federico Piñero, , dos de los más grandes cómicos de Cuba. Sus filmes Dos cubanos en la guerra, Cosas que dejé en Cuba, El Funeral del Ratón, Galo Garrido, ¡Qué niños son estos! y Chicharito a la Alcaldía, representan la calidad y la dinámica de la producción decortos cómicos que tuvo lugar en los años 40.

En 1943, dirigió ¡Hitler Soy Yo !, una comedia que se burlaba del dirigente alemán, escrito por Castor Vispo y protagonizada por Adolfo Otero, Minin Bujones, y Rolando Ochoa, y que mostraba el debut del jóven actor, Rosendo Rosell. En 1950, con la llegada de la televisión, Manolo siguió el ejemplo del ícono de la Televisión Cubana, Gaspar Pumarejo, mediante la producción de un corto de Chicharito y Sopeira para el Canal 4 Unión Radio y Televisión, protagonizada por los famosos comediantes Heda Bejar y Rosendo Rosell.

Alejandro Lugo en “7 Muertes a Plazo Fijo”, circa 1950

En 1950, dirigió la película “7 Muertes a Plazo Fijo”, con algunos de los mejores actores cubanos: Juan José Martínez Casado, Alejandro Lugo, , Raquel Revuelta, Ernesto de Gali, Rosendo Rosell, Maritza Rosales, Adolfo Otero, Gaspar de Santelices y Manolo Coego. Para Cuba fue la primera película de suspense o cine negro, mezclando además misterio y comedia con la música interpretada al ritmo de las composiciones de Osvaldo Farrés.

En 1953, Alonso dirigió “Casta de Roble”, un drama rural escrito por Alvaro de Villa, la música del director Félix Guerrero, y fotografiada por el camarógrafo español Alfredo Fraile. La película, interpretada por Xonia Benguria, Ángel Espasande, la estrella del cine mexicano David Silva, Santiago Ríos, Ricardo Dantés y Antonia Valdés, marcó la entrada de Alonso en los libros de historia como el mejor director de cine cubano de los años 50. Tenía 41 años y ya había sido pionero de las noticias, las películas y la televisión.

Manolo Alonso y el Noticiero Nacional

William Rebustillos, periodista de la revista El Show de Fusté, escribió una columna, con fecha de mayo del 52, donde decía que la visión de pionero de Manolo Alonso no era  “el sueño de un poeta romántico”, sino “una realidad”. El comentario de Rebustillos fue formulado como un ataque directo contra la falta de apoyo gubernamental para el desarrollo del cine cubano. “Cada gobierno que ha tomado posesión, siempre ha prometido a Manolo Alonso, partidario de plomo del cine cubano, su colaboración máxima y, a continuación, pasan los días y los miembros del ejecutivo son absorbidos por los asuntos políticos.

“En su búsqueda de apoyo, Manolo encuentra en el presidente Carlos Prío a un líder que entiende la importancia de los noticiarios, mientras que más adelante, con el gobierno de Fulgencio Batista, parte de los fondos de la Lotería Nacional se destinaron para financiar, gracias a los esfuerzos de Manolo, lo que culminó con la construcción de los estudios del reparto Biltmore (Cubanacán), más tarde llamados , la Estudios Nacionales, una copia de los Estudios Churubusco de México.

Por último, se logró aprobar la ley para crear el Instituto Nacional para el Financiamiento de la industria cinematográfica cubana.

Su próximo proyecto cinematográfico, “Somos” contaría con la participación de la actriz Xonia Benguria, y el comediante Guillermo Alvarez Guedes. Sería la primera película a color del cine cubano e iba a ser procesada en el recién formado laboratorio a color de Alonso: Laboratorios NOTICOLOR, de no ser por el cambio político que resultó en la confiscación de los Estudios Nacionales de Alonso, por la revolución de 1959 y que los convirtieron en el Departamento de Animación del ICAIC (Instituto Cubano de Arte e Industria Cinematográficos).

En 1960, Alonso se unió a las masas de cubanos que entraron en el exilio, marchando a Miami.

Con el espíritu emprendedor que siempre le guió Manolo se encamino a Nueva York en 1963. Junto a Víctor del Corral y Rosendo Rosell, Alonso comenzó la representación de artistas latinos y la organización de espectáculos de variedades que tuvieron lugar en el Lincoln Center. Los espectáculos eran una mezcla de los artistas exiliados con estrellas internacionales, entre ellos, Celia Cruz, Rolando La Serie, Rafael, Sara Montiel, Pedro Vargas y Tito Puente.

Con su hermano, el camarógrafo Bebo Alonso, Manolo produce “La Cuba de Ayer”, una película, compuesta por los noticieros, que documenta los altos estándares de vida y progreso de la Cuba pre-revolucionaria.  Al mismo tiempo, Manolo comenzó a trabajar con René Anselmo en el Canal 47-WNJU de televisión, donde haría historia en la elaboración de los futuros medios de la televisión en español en los Estados Unidos.

Al pasar el tiempo la realidad de su condición de exiliado se hizo presente con la presentación en las pantallas de Nueva York, de su film “7 Muertes a Plazo Fijo”, que el gobierno cubano pretendió presentar para obtener ganancias financieras. En el volumen II de “Vida y Milagros de la Farándula de Cuba”, el actor Rosendo Rosell, ahora un escritor establecido, reproduce las las discusiones del director a raíz de la situación. “Mi título de propiedad por “7 Muertes a Plazo Fijo” no es solo el registro de la obra legalmente, sino que está tatuado en la memoria del pueblo cubano. Recientemente, con mi consentimiento, se exhibió en el Festival francés Des 3 Continents, y ahora, sin mi consentimiento Castro, a través de Joseph Papp, quiere presentarla en Nueva York.  En realidad, yo no sé cómo siento más dolor, si con la confiscación que he sufrido, o con tener que ser testigo de cómo aquí, en Nueva York, Castro exhibe mi película, mezclando mi nombre con su pandilla fílmica.

“Este mes uno de los pioneros del cine cubano, Manolo Alonso, celebra nueve décadas de sueños y logros. En el nombre de los muchos que vieron sus películas, en la Cuba de ayer, o en el exilio,  de algunos a distancia, felicitamos a esta gloria de nuestra época de oro del cine cubano, y le digo,! Maestro Gracias!

Publicado por Alejandra Espasande Bouzaen10:41 PM

Email ThisBlogThis!Share to TwitterShare to Facebook

http://vimeo.com/memoriadecuba

3 comentarios

  1. […] Manolo Alonso: Un Pionero del Cine Cubano. […]

  2. Cuando Murio

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: