EL MISTERIO, DEVELADO, DE LOS CUBANOS.


 Hay un ejercicio literario que consiste en escribir todo lo contrario de lo que uno piensa, desea, entiende y razona. Es como si lograras escribir lo que no quieres leer.

Esto sirve también  para crearte personajes disímiles y narrar hechos imaginarios, pero no alejados de la realidad. Así mismo este ejercicio permite confrontar tus propias ideas y tratar de encontrar en las ideas contrarias un resquicio de valor, o un ápice de verdad que te permita llegar a la conclusión que no solo la tuya es la real.

Es como el convencimiento que la idea contraria es más valedera que la tuya, es más justa y más noble. Pero esto es solo un ejercicio y la realidad se presenta diferente. Nadie defiende el punto de vista contrario, el hombre lucha por imponer su idea por encima de las de sus congéneres, por imponer su convencimiento, que para ello le costó llegar y transitar veredas y vericuetos.

Los cubanos hemos sido observados por muchos, que coinciden que somos apasionados, engreidos, ilusorios y testarudos, legado ancestral español del que no podemos prescindir. Nos falta quizás entre muchas virtudes, ser menos absolutistas y más abiertos.

Lundy”  photo by Jeffrey Boan/El Nuevo Herald

Para continuar leyendo, haga click aquí.

Una respuesta

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: