Muros por la Paz: El Concierto de Juanes en La Habana?


El concierto de Juanes en la Habana, por la Paz, como se denominó, trajo una diatriba verbal entre partidarios del mismo y detractores, entre los últimos  se encontraban en mayor medida cubanos del exilio de Miami.

Un correo recibido desde Cuba me adjuntaba el artículo del señor José Aurelio Paz titulado “Puertas y Muros en La Habana y Miami” en el cual se mencionaban las bondades del concierto en La Habana, aceptado por todos, y cómo en Miami se habían levantado muros contra el concierto y se habían destrozado discos de Juanes, cómo el exilio estaba dividido frente a uno de los más conocidos restaurantes cubanos de Miami, en franca batalla de generaciones en contra y a favor del acto cultural y pacífico de Juanes en La Habana, Cuba.

Una opinión un tanto diferente a la del compañero, perdón, a la del señor  José Aurelio Paz, es la que tenemos algunos y así se lo hicimos llegar a todos los de la lista de correo que les fue enviado el artículo de Paz y para  los que no lo han leido y quieren hacerlo lo publicamos ahora…

imagesCR4KYYS2

Abriendo Puertas, Cerrando Heridas.

El 26 de Septembre de 1995 salió en los Estados Unidos el disco ABRIENDO PUERTAS, que toma su título de una de las 10 composiciones del compacto, todas escritas por el colombiano Kike Santander.

 

 

Los 10 temas en la voz de Gloria Estefan están grabados en el segundo compacto en español de la estrella del pop cubano-americana después de su exitoso debut en español con el album  Mi Tierra.

A diferencia de  Mi Tierra, fuertemente influenciado por la música cubana,  Abriendo Puertas  está basado fundamentalmente en la música tradicional de Colombia y es un delicioso disco de vallenato colombiano.
Este segundo album en español de la Estefan ganó el premio Grammy de la Academia de la Música Americana como mejor Album Tropical en 1996, el segundo Grammy para Gloria, y se vendieron 2.8 millones de copias en todo el mundo, excepto, como siempre, en Cuba.
Así que no es la primera vez, que colombianos y cubanos comparten escenario y canciones.
Yo lo compré en “El Museo del Disco” un negocio de música de unos cubanos que llegaron, no se cuándo, de nuestra islilla encantada y donde también he comprado mi colección completa de Silvio Rodríguez, Amaury Perez Vidal, Pablo Milanés y donde se venden todos los discos que se les pueda ocurrir de los músicos de la isla, de antes y de ahora.
En Miami, donde hasta hace poco vivía aún el trístemente célebre coronel de Batista Esteban Ventura Novo, se puede comprar, desde hace mucho, la mayor variedad de insospechados videos de seriales cubanos como “En Silencio ha Tenido que Ser” , “Julito el Pescador”, “Día y Noche”, “Sabadazo” y muchos más, amén de casi todas la películas cubanas del ICAIC, desde “El Jóven Rebelde”, “La Muerte de un Burócrata”, y “Hombre de Maisinicú”,  hasta “Guantanamera” e incluso las más recientes.
Este negocio, como muchos otros, vende todos los discos de música cubana de aquí y de allá, y les confieso que jamás ha aparecido por allí ni Miguel Saavedra ni los integrantes de su brigada de respuesta rápida Vigilia Mambisa que no son más que eso, una copia de las de Cuba, con la diferencia que sólo rompen discos y no cabezas ni clavículas, y no van armados de cabillas.
Abramos  puertas y entremos por ellas en la discusión  de ideas que como dijera José Martí valen más trincheras de ellas que trincheras de piedras. Los muros se han levantado más de una vez en ambas orillas y yo me atrevería a afirmar, y temo no equivocarme , que los de allá, los de nuestra isla, son más altos que los de aquí.
Por qué han tenido que esperar los cubanos 50 años para un concierto por la Paz, multitudinario, con artistas extranjeros y no han podido tener, aún, uno con artistas cubanos de talla internacional como Gloria Estefan, Willy Chirino, Jonh Secada, Olga Guillot y tantos otros? ¿Por qué tuvo que morir la Reina de la Salsa Celia Cruz sin poder cantarle a su pueblo, en su propia tierra?
Todos ellos están esperando el día en que se derriben los muros en Cuba y se abran las puertas y poder entrar en su propio país a cantarle a todos los cubanos. Y los muros que los detienen no se encuentarn en Estados Unidos ni en Miami .
¿Por qué hay muros que les impiden a los cubanos de la isla adquirir los discos de los músicos cubanos de la diáspora, por qué no tienen el mismo derecho que los de acá de comprar los discos de sus músicos de la otra orilla, aunque no se esté de acuerdo con sus posiciones políticas? ¿Por qué no pueden atesorar en las salas de sus casas colecciones completas de su música preferida de antes y de ahora, para nutrir el espíritud y enseñarles a sus nietos el legado musical y cultural del pasado?
En una calle de Miami, frente al mítico restaurante Versailles que es una especie de isla de Cuba en los Estados Unidos, donde los cubanos día a día honran la tierra que los vió nacer y con nostalgia recuerdan a su patria y su cultura no se levantaron muros. Se abren todos los días más de una puerta para que entren por ella los intransigentes del exilio, los que defienden la libertad de ir a Cuba , los que defendimos el concierto y defendemos el derecho de Juanes, los que critican al exilio radical e incluso los que defienden a la revolución de Fidel Castro.
No hay muros donde todos tienen un espacio.
No hay muros donde todos pueden expresar sus sentimientos, sus frustraciones y sus ideas.
No hay muros donde todos tienen derecho a discutir su verdad y la policía solo se ocupa de imponer el orden y proteger a los manifestantes de ambos lados y no encerrarlos tras otros muros por decir lo que piensan.
No existen dos aceras en Miami , tampoco dos generaciones.
En Miami hay un arcoiris de generaciones de cubanos y las ideas saltan por las aceras y entran y salen por las puertas de todas las casas y negocios que florecen y quiebran día a día y año tras año.
Cada uno tiene su verdad y la defiende con vehemencia, por eso Juanes, puede defender la suya y seguir viviendo en Miami, no tiene que partir al exilio en su Colombia natal.
Por eso muchos defendemos el derecho de Juanes de ir a Cuba y adonde desee, a darle conciertos a nuestros primos y tíos, a nuestros amigos y padres, a nuestros hijos, por eso nos enfrentamos con palabras e ideas a los que protestan por el concierto pero respetamos el derecho de esos cubanos a oponerse, aún cuando nos recuerdan una versión pacífica del contingente Blas Roca Calderío.
Benito Juárez nos advirtió que el RESPETO al DERECHO AJENO ES LA PAZ.
Quienes no lo practiquen de pensamiento y obra no conocerán nunca lo que es la diversidad con sus pros y sus contras. Y nunca podrán encontrar esa Shalom a la que nos convoca Cuba .
Miami no es de los cubanos, es un ciudad prestada, a falta de Jerusalem, donde conviven batistianos y fidelistas, balseros y marielitos, ex-presos políticos y ex-agentes de la seguridad del estado cubana, sandinistas y contras, chavistas y opositores venezolanos, izquierdistas que defienden a las FARC de Colombia, ex-paramilitares y Uribistas, entre algunos americanos que son también nuestros hermanos. Sin embargo esta Babel no se derrumba porque todos hablen un idioma diferente.
Aquí todos conviven en democracia y a algunos de aquí y de allá les molesta eso y pretenden silenciarlo, pues no se deben seguir malos ejemplos.
A esta verdad el mundo se presenta ajeno, como se presenta ajeno a tantas injusticias que se comenten durante tantos años en tantos lugares.
Lo mejor del concierto de Juanes ha sido la posibilidad para los jóvenes cubanos de comprobar que no solo de pan carece el hombre y que el espíritud y la cultura, que lo alimenta, es parte de la vida y que también ellos merecen un mundo mejor, pero en el presente y no en el futuro ignoto. 5 horas no son suficientes para los cubanos, debían ser 5 décadas de conciertos de paz y libertad.
 “…unos dicen que aquí,  otros dicen que allá y solo quiero decir,
solo quiero cantar y no importa la suerte que pueda correr una canción…
unos dicen que aquí,  otros dicen que allá y solo quiero decir
solo quiero cantar y no importa que luego me suspendan
la función… mi función”.
Así cantaba el poeta  años atrás, cuando creía luchar por un sueño.
Las metáforas son hermosas y permiten expresar ideas y sentimientos encontrados y siempre serán importantes, pero a un José Martí, por ejemplo, también le importaba la palabra llana y sencilla por eso muchos de sus versos están llenos de sencillez, pero más de verdades, y su también su prosa estaba dedicada al respeto a la verdad aunque fuera en lo profundo de un pozo. Por eso entró en conato feróz con Máximo Gómez y Antonio Maceo y por su convicción libertaria se reconcilió con ellos y los llevó juntos a luchar contra la tiranía.
El amor, la concordia y la paz no pueden existir sin la verdad y la verdad no puede existir sin la libertad de expresarla y defenderla en cualquier lugar, unas veces con metáforas y otras, las más, con palabras sencillas. Eliminémos los muros a la verdad y a la libertad y se asomarán sobre las diferencias, el amor y el amparo que tanto necesitamos.
Y así como unos exhiben orgullosos en sus monedas la confianza en Dios, podremos los cubanos exhibir orgullosos, algún día nuestro propio sueño hecho realidad, el sueño del Abuelo, de Dios, Patria y Libertad.

Gilberto Gutiérrez/ Septiembre/24/2009

4 comentarios

  1. Muy bueno el articulo, mas detalles en los comentarios del articulo de los balseros.
    Pa’lante

  2. No lo habia leido,agradezco infinitamente poder hacerlo ahora,porque ademas de disfrutarlo esteticamente,lo hice emocionalmente,patrioticamente ,cubanamente( sera’ que existe esa forma de decir?),gracias por este regalo Gilberto, es un joyita para los cubanos… ….derribar muros no es facil, es mucho mas dificil que levantarlos,porque depende mucho de los materiales conque se hallan erguido…cuando han sido hechos con mentiras,odios,miedos…cuando estan solo en la mente de la gentes,cuando existen para ejercer manipulaciones ,para crear divisiones,entonces es muy dificil derribarlos…pero aun asi,se puede!!,claro que se puede!! y eso depende en mucho de la fuerza y la decision que inventemos para ello…convertirnos en mendigos de lo que por derecho propio nos pertenece como cubanos es indignante..pensemos solo en nuestras carencias,sufrimientos,anhelos,frustraciones y sera’ suficiente para que los destrocemos, porque no esta’ en la naturaleza de los cubanos vivir sin verdad y sin libertad, nos sobran razones para derruir esos muros y entonces el sueno de todos se convertira’ en realidad: PATRIA Y LIBERTAD.

  3. Gracias Mayra, estoy contigo y me dejas sin palabras.
    un abrazo

  4. Mayra:
    gracias por llamarnos la atención acerca de algunas faltas de ortografía, es realmente imperdonable que por falta de tiempo, por apuro o por descuido no revisemos bien todo el material antes de su publicación. Como puedes ver hicimos algunas correciones y te lo agradecemos enormemente, esperamos que continúes ayudándonos en ese sentido y que otros sigan tu ejemplo y nos enmienden la plana cada vez que nos sorprendan pifiando.
    Gracias otra vez.

Deja un comentario

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: